fbpx

Beshalaj – El secularismo intelectual

Por: Dr. Yitzhak Calafi

Alain de Botton, filósofo británico, ha propuesto la construcción de un “templo ateo”, edificio de 46 metros de altura, en la City de Londres. El argumenta que “ya es hora que los ateos tengan sus propias versiones de las grandes iglesias y catedrales”. [1]

Actualmente en Occidente impera en medios intelectuales la creencia que el hombre, y la humanidad en su conjunto, están sometidos necesariamente en su devenir a pasar por tres estadios diferentes: el teológico, el metafísico y el científico, y que “el hombre y la humanidad a pesar de sus altibajos ascienden hacia un mayor conocimiento de la realidad en el que D-s no es necesario y no juega ningún papel”, y que el hombre al adquirir conciencia de 

su propia existencia en su devenir como ser individual y colectivo buscará las causas explicativas de la naturaleza en razones oscuras y sobrenaturales, pasando gradualmente, a lo largo de los milenios, del fetichismo y la magia, y de estos al politeísmo, y de este al monoteísmo, y que la creencia en un solo D-s aniquila a los anteriores dioses y poderes mágicos, lo que hizo avanzar a la humanidad al considerar que todo el Universo se rige por leyes, aunque se les haga proceder de una causa externa, D-s.

Estos pensadores afirman que el monoteísmo también ha tenido efectos indeseables al devenir la religión como el opio para el pueblo. En esta corriente de pensamiento, con sus diversas variantes, pretende que D-s ha muerto, y que fue el hombre quien creó a D-s, y no que D-s crease al hombre, y que el hombre avanza buscando el porqué y la explicación de la naturaleza en las causas mismas, siendo esto el estado metafísico, -en la concepción positivista del devenir del pensamiento humano-, hasta llegar al estado científico, la última etapa del desarrollo del “espíritu”, en la que no se busca el hombre ya no busca el porqué de las cosas, sino cómo aparecen y se comportan los fenómenos, y lo único que interesa, argumentando que es lo único alcanzable y comprehendido por la razón humana, es el orden y regularidad de lo fenoménico. Esta corriente de pensamiento, dominante en Occidente, afirma que la humanidad tiende inexorablemente hacia el estado científico, y que el hombre se desentiende paulatinamente de lo absoluto para detenerse en los hechos de experiencia y sus leyes, es “el saber de los hechos”, en el que se sustituye lo absoluto por lo relativo, y todo, absolutamente todo, es relativo, llegando al relativismo ético y moral.

En el siglo XX dominaron estas ideas en los diferentes pensadores y movimientos sociales. El marxismo afirma que “El género humano es la internacional y que ni en dioses, ni reyes ni tribunos, está el Supremo Salvador. Nosotros mismos realicemos el esfuerzo redentor”.[2]

El nazismo, la máxima expresión del darwinismo social, consideró que el hombre ario era la única auténtica especie humana y que ella era la única que podía disponer de cuanto quería y con la facultad de declarar lo que era correcto y lo que no, negando la existencia de valores trascendentales se otorgó la potestad en decidir quién tenía derecho a la vida y quien no. [3]

El hedonismo y el utilitarismo imperantes consideran que la búsqueda del placer y bienestar físico e intelectual es la razón y fin de ser de la vida, tanto a nivel individual como colectivo y es su guía moral. Hemos podido ver el fracaso del concepto nietzscheano “Gott ist tot” [D-s ha muerto] y el fiasco que ha representado para la humanidad. Todas estas corrientes de pensamiento y sus variantes niegan la existencia de la trascendencia, y de D-s.

Recientemente la Medicina investiga el hecho religioso, habiendo nacido una nueva disciplina, la “neuroteología” en la que se estudia la creencia en D-s como una actividad humana y tiene como objetivo observar lo que acontece en el cerebro del creyente, partiendo del principio de que todas las culturas son un producto del funcionamiento último del cerebro y de sus conexiones neuronales, la neuroteología pretende reevaluar críticamente las humanidades desde la perspectiva de la neurociencia, y se plantea ¿qué pasa en el cerebro del creyente cuando reza o medita en D-s? Andrew Newberg, autor de Principles of Neurotheology describe zonas corticales de nuestro cerebro especializadas: el lóbulo frontal focaliza la mente durante la oración, el sistema líbico nos permite experimentar las emociones poderosas, y los lóbulos parietales están involucrados en nuestro sentido de nuestra identidad y en la orientación temporoespacial.

Después de escanear cerebros de personas rezando, Newberg, afirma que se inhiben los lóbulos parietales cuando una persona experimenta una pérdida del sentido de si misma o experimenta un sentido de unicidad con D-s. La disminución de serotonina y el consecuente aumento de dopamina, ambos neurotransmisores, producen sensación de placer y bienestar. El ayuno aumenta una liberación de endorfinas que contribuye al bienestar. Muchos de estos neuroteólogos buscan a D-s en el cerebro, considerando que es el mismo hombre que crea la idea de D-s, lo que le produce un placer, pero que no tiene nada de sobrenatural, y afirman que la neurobiología explica las emociones religiosas.

Estas escuelas de pensamiento afirman en última instancia que es el hombre el creador de la idea de D-s, de la moral y de los valores éticos, del concepto de justicia, de eternidad, de amor y bondad, lo que garantiza un orden social para el bienestar de la humanidad.

Este pensamiento parece nuevo e innovador, pero en realidad es muy antiguo.

Cuando Moshé y Aharon le pidieron a Parhóh que permitiese salir a Am Israel para que le reverenciase en el desierto, éste les espetó: ¿Quién es Ado-nai para que yo haya de escuchar su voz Su voz para liberar a Israel? ¡No conozco a Ado-nai, ni tampoco a Israel voy a liberar!”.[4] Cuando Aharon arrojó su vara ante Parhóh y se convirtió en serpiente, sus magos también lo hicieron, empero la vara de Aharon trago a las varas de ellos [5] también pudieron hacer subir las ranas como Aharon [6] y Parhóh endureció su mente, su intelecto y su corazón. Así actuaron sucesivamente en las diversas plagas, hasta que en la de los piojos, los magos ya no pudieron realizar lo que hacía Aharon [7]

La figura regio-sacerdotal de Parhóh era considerada en Egipto como el intermediario entre el panteón de los dioses y la tierra y los hombres. Él, y los que estaban a su servicio, se creían capaces de crear la realidad. Parhóh llegará a pensar y a declarar: “El Río [Nilo] es mío, y Yo [Parhóh] lo he hecho”. [8]

Parhóh pensaba que él y sus magos también podían realizar estos fenómenos, y aunque en un momento estos le dijeran que aquello era obra de Ado-nai [Shemot 8:15]. Parhóh estaría convencido de que si bien aún no podían hacerlo, más adelante la humanidad sería capaz de lograrlo, y que con el avance de la ciencia se podría llegar a conseguirlo todo, por lo que la figura de D-s era innecesaria, y que la trascendencia radica en el mismo hombre. ¡Él, el rey-sacerdote de Egipto, había creado el Nilo, el motor económico de Egipto, y por extensión había creado todo lo existente en la realidad y en el pensamiento!

Moshé le argumentaría que el mismo Parhóh sabía que él había nacido y que era incapaz de controlar la naturaleza, y que el Eterno enviaría plagas contra Egipto y contra Parhóh que demostrarían la vulnerabilidad y debilidad de aquel. Parhóh podía intentar ridiculizar a Ado-nai pidiéndole a Moshé milagros, ¡que ya los tendría! [9] A pesar de que el mismo Parhóh se vería perjudicado por las plagas.

Sabemos por la egiptología que Moshé/Amenemhet IV co-reinó Egipto por un período de nueve años. Parhóh y Moshé, junto con Aharon, tendrían que haber conversado durante largas horas, y aunque el relato sagrado no lo explique, deja entender que inicialmente habría discurrido con familiaridad. [10]

Parhóh le dirá a Moshé que él era el rey sacerdote intermediario entre los hombres y los dioses, y que es el hombre en su conjunto, representado, y encarnado, en su máxima figura, Parhóh, quien ha creado Egipto, y regulaba el país, la estructura social, el orden, y así como en la apariencia hay caos, pero finalmente todo vuelve a su orden, como las crecidas del Nilo, él (Parhóh) regía el orden y el eterno retorno. Seguramente le preguntará a Moshé cómo fue capaz de ayudar a un paria hebreo ante el castigo mortífero que le iba propinando un egipcio, siendo el (Moshé) el que tenía que reinar, lo que le causó el destierro, “sabiendo que un egipcio libre era superior a un esclavo hebreo”. Le diría que el D-s de Israel era una divinidad perdedora, pues Su pueblo estaba sometido a los dioses de Egipto que él representaba.

Moshé le respondería que todos los hombres eran iguales ante el Eterno, idea que Parhóh rechazaba en lo más íntimo, ¡cómo podía Parhóh considerarse a sí mismo igual al resto de los egipcios, y estos a los esclavos! ¡Moshé tendría que saberlo, no somos iguales, ni todos los dioses son iguales, el de Israel no tenía poder y había fracasado ante los de Egipto! Moshé le replicaría que ningún hombre había creado nada, sólo transformado lo existente, y que el Nilo existía antes que todos los faraones, y que cualquier hombre era consciente de su propia existencia, pero que nadie, ni Parhóh, podía crearla ni evitar morir, y que todo humano era consciente que no se había creado a si mismo, sino que todo ser humano participaba de la existencia, del Ser Supremo, del D-s único, del D-s de Israel, y que él mismo Parhóh no podría conseguir entronizar a su hijo como futuro rey de Egipto, si el Eterno no lo permitía.

Moshé añadiría: Cómo tú recuerdas bien, yo he sido co-Parhóh, como tú lo eres ahora, y yo sé que existo, cómo tú, rey actual de Egipto sabes que existes, pero ni yo, ni tú, nos hemos creado; así como tampoco podemos prolongar nuestra existencia a nuestra voluntad. Tampoco hemos creado nada de lo que existe. Sólo el Ser Eterno, la Existencia Eterna, Ehieh Asher Ehieh, el Ser Eterno, [11] es el que nos ha creado, a nosotros a su imagen y al resto de la Creación. Es gracias a ser hechos por D-s a su semejanza que podemos entender, interpretar, parte del Universo, pero entender no es crear. Las leyes que tú mismo reconoces que existen, proceden del Legislador Supremo, que es D-s. No podemos entender a D-s, como tampoco la parte puede entender al todo, nosotros somos una parte del Universo, ¿cómo vamos ha poder entender la totalidad, y aún menos al que lo ha creado? Pero, ya que buscas milagros, sepas que todo el Universo, la existencia nuestra y de todo cuanto existe es un milagro, pero los que tú pides, los tendrás, y ¡verás cómo no hay nadie como el Eterno, glorioso en santidad, superior a toda alabanza, hacedor de maravillas! [12] , y tú Parhóh fallecerás, como yo, y todo ser humano, así como tus dioses, pero Ado-nai reinará por siempre y hasta siempre. [13] Parhóh, tú crees que tú y tus dioses sois superiores gracias a vuestros carros y jinetes, sepas que el Eterno manifestará Su gloria sobre ti, sobre tus carros y tus jinetes y sabréis los egipcios que Él es el Eterno. [14] Tú, Parhóh, que crees sólo en el poder de la fuerza, y tu pueblo Egipto, veréis que D-s está luchando por nosotros y querréis huir de ante Israel. [15]

Am Israel vio en silencio que la batalla contra Parhóh y sus huestes era llevada a cabo por el Eterno. [16] Israel presenció el poder grande, contra toda lógica humana, que el Eterno ejerció en Egipto, y veneró Am Israel a Ado-nai y creyeron en el Eterno y en Moshé, Su servidor. [17]

Moshé y el pueblo cantaron: ¿Quién como Tú, entre los dioses, oh Eterno? ¿Quién como Tú, inmenso en santidad, el más digno de toda alabanza, hacedor de maravillas? [18]

NOTAS

[1] Huff Post Religion. Atheist Temple: Nonbelievers To Get Place Of ‘Worship’ In UK

01/25/2012 http://www.huffingtonpost.com/2012/01/25/atheists-temple_n_1231848.html

[2] estrofa de La Internacional http://es.wikipedia.org/wiki/La_Internacional  http://fr.wikisource.org/wiki/L%27Internationale

[3] En Mein Kampf En 1924 Hitler escribió: “Si el judío conquistara, con la ayuda del credo marxista, las naciones de este mundo, su corona sería la guirnalda fúnebre de la raza humana, y el planeta volvería a girar en el espacio despoblado como la hacía millones de años atrás. La naturaleza eterna venga inexorablemente la transgresión de sus preceptos. De aquí que yo me crea en el deber de obrar en el sentido del Todopoderoso Creador: al combatir a los judíos, cumplo la tarea del Señor.” Hitler se refería que únicamente una parte diminuta de la población, de lo que se entiende por humanidad, estaba constituida por humanos auténticos, los arios, -y por razones políticas los japoneses-, una especie de suhombres, los judíos, y el resto que era una mezcolanza de subrazas, que junto a los judíos eran especies inferiores.

[4] Shemot 5:1-2, [5] Shemot 7:10-12, [6] Shemot 8:3, [7] Shemot 8:13-14

[8] Yejezkel 29:3: Has de hablar y has de decir: Así ha dicho D-s el Eterno: He aquí que Yo estoy sobre ti, Parhóh, rey de Egipto: El monstruo grande, el que yace en medio de sus arroyos, el que dijo: mío es mi Río y yo lo he hecho. Yejezkel 29:9: Y será desolada y yerma la tierra de Egipto, y sabrán que Yo soy el Eterno, porque dijo (Parhóh): “el río es mío, y yo lo he hecho

[9] Shemot 7:9, [10] El co faraón Amenemhet IV/Moshé. La civilización egipcia se desarrolló durante más de tres milenios. Iniciándose con la unificación de varias ciudades del valle del Nilo, alrededor del 3150 aEC, y finalizando el 31 aEC al desaparecer como estado tras ser conquistado y absorbido por el Imperio romano. Alrededor de 1785 aEC el poder de los faraones del Imperio Medio se debilita, los inmigrantes asiáticos que viven en Avaris, la ciudad oriental de Delta, toman el control de la región y obligan al gobierno central a retirarse a Tebas, donde el faraón será un vasallo de los semitas hicsos, considerados hibrim por los egipcios por proceder del otro lado del Rio (Nilo), es my probable que los hicsos fueran descendientes de Ioktan hijo de Heber [Bereshit 10:25], cuya lengua era muy cercana al hebreo. Yaacob con su descendencia bajarán a Egipto en tiempos de gobierno hicso, y el relato de Moshé se circunscribe a la época en que los tebanos gobiernan el Imperio Nuevo después de haber desafiado y vencido a los hicsos. El faraón Ahmose I unificará Egipto, tomó la ciudad de Sharuhen (en la actual franja de Gaza) y se destacará por sus invictas operaciones militares contra los hicsos derrotándolos en las ciudades del Canaán meridional. Moshé nació en Egipto regido, muy probablemente, por Sesostris III que ordenó el asesinato de los niños varones hebreos. Sesostris III fue el faraón más conocido del Imperio Medio incorporó la Elefantina y la Baja Nubia a Egipto, reinó durante 37 años. [de 1555 a 1518 aEC], estabilizó el reino y subyugó a los monarcas y pueblos vencidos. Su hijo fue Amenemhet III que tuvieron una larga corregencia del país, de hasta 20 años. Ya no había recuerdo entre la conexión entre los israelitas e Imhotep (Yosef) que había salvado al país de una hambruna de siete años y que había diseñado la primera pirámide de Egipto [la pirámide de Zoser – también conocida como la pirámide escalonada de Saqqara-]. Los egipcios oprimieron a los israelitas y obligaron a todo tipo de esclavitud por temor a que se revelaran. Sesostris III permitió que su nieta Sobekneferu adoptase a un bebé hebreo que se encontró en una canasta en el Nilo y le permitió criarlo como propio. Ella lo llamó Moisés, y lo crió para ser un futuro faraón (Amenemhet IV). Moshé/Amenemhet IV co-reinó Egipto por un período de nueve años, matará a un egipcio que estaba golpeando mortalmente a un esclavo hebreo, “delito” que era punible con la pena de muerte. Huye el co-faraón Amenemhet IV [Moshé] a la edad de 40 años a Madián. Fallece el faraón Amenemhet III; Sobekneferu la madre de Moshé/ Amenemhet IV tomará el poder, vivirá cuatro años más, no vive ningún familiar del egipcio que fue muerto por Moshé, Sobekneferu indultará a su hijo adoptivo, el ex co-faraón Amenemhet IV/Moshé. Egipto cae en la confusión y se convierte en políticamente inestable, velozmente se suceden faraones de la dinastía XIII hasta Neferhotep, que es el faraón que gobierna cuando el ex co-faraón Amenemhet IV/Moshé vuelve del exilio en Madián.

http://pharaohoppressionmosesisraelegyptdynasty.wordpress.com/2011/10/24/could-this-be-moses-amenemhet-iv/

http://thetruemountsinai.wordpress.com/

http://creationwiki.org/Amenemhet_IV

[11] Shemot 3:14, [12] Shemot 15:11, [13] Shemot 15:18, [14]Shemot 14:4 y 18, [15] Shemot 14:25, [16] Shemot 14:14, [17] Shemot 14:31, [18] Shemot 15:11

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*