fbpx

Vaera: ¿Bendicir a lo malo?

Parashat Vaerá, por Uriel Edery

desafio-del-hombre

La Torá relata de forma extensa el proceso de redención del Pueblo de Israel, el cual se resume en los famosos “cuatro lenguajes de redención”: “y los sacaré”, “y los salvaré”, “y los redimiré”, “y los tomaré”, proceso que finaliza con la llegada del Pueblo a la Tierra de Israel – “y los traeré”.

Este hecho viene a recalcar un concepto vital para la vida de cada uno y uno de los integrantes del Pueblo de Israel. Dice la Guemará, en el tratado de Berajot, que la persona está obligada a bendecir por las cosas malas que le ocurren de igual manera que lo hace por las cosas buenas. Este concepto resulta difícil de entender, cuanto más de aplicar. ¿Cómo es posible que la persona pueda bendecir a D”s de igual manera frente a lo malo como a lo bueno?

Creo que la respuesta a esta pregunta es el mensaje de nuestra Parasha. La Torá nos quiere enseñar que la vida en general, y la redención en particular, son un proceso. Ver la vida de esa forma permite a la persona entender y visualizar que lo que a simple vista se ve como bueno o malo, difícil o fácil, en realidad es una sola unidad, unidad compuesta por diferentes partes.

desesperoPodemos ejemplificar este concepto con una persona que está enferma y necesita de un tratamiento. El mismo está compuesto por muchas partes: algunas de ellas agradables, y otras menos. Incluso hasta puede haber partes dolorosas. Podríamos preguntar por qué la persona sigue por propia voluntad el tratamiento sabiendo que éste puede ser doloroso e incómodo. La respuesta es que, si bien esto es cierto, por otro lado la persona sabe que el objectivo final del tratamiento es brindarle una cura a su enfermedad.

Observando ampliamente la situación comprendemos que incluso lo doloroso, lo que aparentemente es malo, en realidad es bueno, positivo. Es por esta razón que la persona está obligada a bendecir por lo malo tal como lo hace por lo bueno. Ya que en realidad, no hay dos sistemas opuestos, sino uno solo.

El Pueblo Judío a lo largo de su historia vivió diferentes tiempos duros, momentos de exterminio, de persecuciones espirituales, de atentados… La forma de enfrentarnos correctamente ante estos tiempos, es observar a la realidad con ojos de confianza en D”s, con una visión amplia, lo cual nos permite afirmar que todo lo que hace D”s es para bien.

Este es el mensaje de Parashat Vaerá, la Parasha de los procesos. La redención es un proceso largo, lleno de desafíos, de momentos duros. Cosa que puede llevar al hombre a caer en la resignación. Nuestra función en estos tiempos, no es solamente entender que los momentos duros son parte de la redención, sino saber que éstos nos tienen que ayudar a seguir avanzando.

Shabat Shalom Umeboraj

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*